jueves, 21 de agosto de 2008

El Petronio y los multicultis: ¿La música del Pacífico le pertenece a la gente del Pacífico?

Esta columna la escribí para Chocó 7 días.


Al parecer hace mucho tiempo la música de los pobladores del Litoral dejó de ser exclusivamente de ellos y el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez es una muestra de esto. Grupos mestizos de Bogotá, Cali, Medellín y Pereira entre otros, llegan a este festival cargados de energía, virtuosismo y una evidente capacidad de interpretación de currulaos, sones, jugas, abozaos, etc. Desde el jazz, la música experimental, la salsa, el hip hop… lo cierto es que cada vez más las músicas tanto del Pacífico Norte como del Pacífico Sur hacen parte del abanico multiculti que desde los noventas ha sido el pilar del mercado discográfico y de los discursos en torno a la música nacional.

Ni bueno, ni malo. No me interesa hacer un juicio sobre las implicaciones que tiene el hecho de que la música autóctona no sea exclusivamente de los músicos de la región. Tiene sus ventajas y sus desventajas. Una ventaja por ejemplo es que se crean vasos comunicantes entre músicos de diferentes zonas y además, músicos y gestores culturales locales ven la necesidad de cualificarse. Una desventaja es que quienes se apropian de estas músicas desde las ciudades cuentan con mayores oportunidades a la hora de acceder a políticas culturales y a las condiciones del mercado discográfico. Prueba de ello es por ejemplo que grupos bogotanos como La Mojarra Eléctrica, La Revuelta y Tumbacatre han sido representantes de la música colombiana en países como México y Ecuador, mientras que las chirimías y agrupaciones libres del Chocó a duras penas llegan a Cali porque no cuentan con el apoyo del Gobierno Departamental ni Municipal. Esto sin hablar de las condiciones del viaje que deben emprender.

Lo cierto es que músicos de grandes ciudades y de trayectoria no solamente nacional sino internacional como Ivan Benavidez, Richard Blair, Liliana Montes o Lucía Pulido, se dieron cuenta desde hace mucho tiempo que el futuro de la industria discográfica colombiana está en la música del Pacífico. Por eso no es gratuito que Choc Quib Town haya estado de gira por Europa durante este verano. Pero mientras todo esto pasa, las políticas regionales del Chocó en torno a la música son cada vez más débiles y con esto los espacios de fortalecimiento de las agrupaciones mismas.

En este Petronio las chirimías brillaron por su poca presencia frente a la cantidad de agrupaciones de marimba que participaron. Por otra parte, fue evidente que muchos de los conjuntos que se presentaron fueron conformados sólo para este evento y por lo tanto no dieron muestra de procesos ni de una consolidación musical madura y verdaderamente trabajada. “Ritmo Son” la chirimía que ganó, contó con la enorme ventaja de tener a músicos profesionales que desde hace muchos años vienen trabajando juntos.

Si los organismos gubernamentales y los mismos músicos no valoran el legado que tienen en sus manos, habrá otras personas de otras latitudes capaces de valorarlo y los exponentes cualificados para representar a la región serán cada vez más pocos. Así, otras personas de forma ética o poco ética, se seguirán apropiando del lenguaje musical local independientemente de lo que puedan hacer o pensar los cultores, gestores, compositores, arreglistas o intérpretes chocoanos.

Foto Simón Calle

2 comentarios:

a dijo...

Mi nombre es Ailin y soy cantante de la Revuelta... quisiera anotar algo sobre el "mercado" y contarles a manera de "voz de esperanza" algo acerca de los viajes que hemos realizado como grupo al Exterior... Si bien es cierto que estar en Bogotá puede resultar una ventaja respecto a la posibilidad de acceder a instituciones o personas que se interesan en colaborar con nuestro proyecto, lo mas importante es que todo lo hemos obtenido con un trabajo concienzudo y mucha persistencia, antes que nada somos un grupo independiente, es decir, no hay una disquera, ni un patrocinio de Ningún tipo detràs nuestro... llegado el momento accedemos a programas que están al alcance de cualquier persona del país... y sin embargo acabamos de recibir una negativa de la cancillería porque no tienen presupuesto para nada mas allá de lo básico...
En síntesis quería decir que no podemos esperar nada de ninguna institución... puede sonarle triste a algunas personas , pero la música está mas allá de la Burocracia y los presupuestos, de las fronteras y los colores de piel!
La música habla por sí misma... mas allá de eso solo hace parte organizarce y el camino se va dibujando mas claro cada vez...

a dijo...

Mi nombre es Ailin y soy cantante de la Revuelta... quisiera anotar algo sobre el "mercado" y contarles a manera de "voz de esperanza" algo acerca de los viajes que hemos realizado como grupo al Exterior... Si bien es cierto que estar en Bogotá puede resultar una ventaja respecto a la posibilidad de acceder a instituciones o personas que se interesan en colaborar con nuestro proyecto, lo mas importante es que todo lo hemos obtenido con un trabajo concienzudo y mucha persistencia, antes que nada somos un grupo independiente, es decir, no hay una disquera, ni un patrocinio de Ningún tipo detràs nuestro... llegado el momento accedemos a programas que están al alcance de cualquier persona del país... y sin embargo acabamos de recibir una negativa de la cancillería porque no tienen presupuesto para nada mas allá de lo básico...
En síntesis quería decir que no podemos esperar nada de ninguna institución... puede sonarle triste a algunas personas , pero la música está mas allá de la Burocracia y los presupuestos, de las fronteras y los colores de piel!
La música habla por sí misma... mas allá de eso solo hace parte organizarce y el camino se va dibujando mas claro cada vez...